A pesar del cierre del Museo de Talca por efectos del terremoto

Pinturas y murales del Museo Ohigginiano y de Bellas Artes de Talca se exhiben en el Museo Andino

"PAISAJES Y GENTE DE CHILE", es el nombre de la Exposición temporal que se desarrolla hasta mediados del primer semestre del 2011.

04/03/2011

Fuente: Museo O'Higginiano y de Bellas Artes de Talca

Treinta obras de grandes autores nacionales, muy poco vistas por la mayoría del público, se exponen con todo su esplendor en el Museo Andino. Las obras pertenecen al Museo de Talca, que resultó con serios daños luego del último terremoto y las presta mientras afina los planes para su reconstrucción.

A pesar de que el terremoto del 27 de febrero de este año fracturó la estructura del edificio que alberga el Museo O Higginiano y de Bellas Artes de Talca, han seguido realizando muestras temporales fuera de su recinto patrimonial. Gracias a un convenio con la DIBAM, un buena proporción de sus mejores pinturas están siendo exhibidas en el Museo Andino.

Las obras se presentan en este moderno espacio ubicado en Alto Jahuel, a media hora de Santiago. De este modo, este centro que se emplaza al interior de la Viña Santa Rita, sumará a sus valiosas colecciones la exhibición en sus salas temporales de la muestra titulada "Paisajes y gente de Chile": "Son 30 obras de autores nacidos entre 1820 y 1920, desde Francisco Javier Mandiola a Fernando Morales Jordán, pasando por Lira, Molina, González, Helsby, Valenzuela Llanos, Gordon, Guevara y muchos más", adelanta Hernán Rodríguez, director del Museo Andino y curador de la muestra.

La exposición tiene el mérito de que son pinturas importantes, de grandes formatos, muchas de ellas, poco conocidas o no vistas por la mayoría del público y que, sin embargo, fueron famosas en su tiempo, como Las Playeras, de Celia Castro (premiada en 1884); El Primer Hijo, de José Mercedes Ortega (1886); Jugando al Trompo, de Agustín Undurraga (premiada en 1897), y Cosecha de Papas, de Pedro Jofré, primer premio en la Exposición Interamericana de Buffalo en 1901.

En la selección también se encuentran dos de los murales que se realizaron para adornar el pabellón chileno de la Exposición Iberoamericana de Sevilla en 1929: La Vendimia, de Arturo Gordon, y La Agricultura, de Laureano Guevara.

La muestra evidencia la gestación de la enseñanza y la difusión del arte chileno. "Estos cuadros refrescan de qué modo se desarrolla en Chile la historia de la pintura tradicional hasta el reconocimiento de la escuela de la pintura chilena, que no existía hasta finales del siglo XIX", cuenta Rodriguez.

Asimismo, el curador relata la historia del Museo O Higginiano y de Bellas Artes de Talca, "este museo tienen una rica tradición, es el alimento del alma de esa región y por eso hay que empujarlo a que muy pronto abra sus puertas. Sería bueno que cada ciudad tuviera un foco cultural similar al de Talca", dice Rodríguez. "Esta muestra significa un reconocimiento, desde el punto de vista museográfico; una re-valorización de nuestras colecciones patrimoniales y un re-nacer como Museo O Higginiano y de Bellas Artes de Talca", dice su director, Alejandro Morales Yamal. Agrega que "acercarse a un público especializado, exigente y más crítico -desde el punto de vista estético y artístico- es un gran logro para este centro regional".

Recursos adicionales

Materias: Antropología